El tenis argentino está en orden

cytgo76wqaacowl

La soñó Vilas y Clerc. La soñó Coria, Gaudio y Nalbandian. Por eso hoy, 27 de noviembre del 2016, ellos también la ganaron. Argentina es campeón de la Copa Davis, después de cuatro finales frustrados y decenas de años dónde la delegación argentina terminaba el año con la cabeza gacha. La final ante Croacia entregó un domingo de película de ciencia ficción, esas que parece que todo se termine y, en un segundo, todo cambia.

Juan Martín Del Potro estaba dos sets abajo ante Marin Cilic, el número 6 del mundo que semanas atrás le hizo fuerza a los mejores del mundo. Pero la Torre de Tandil tiro la Gran Willy en el momento dónde todo parecía que se terminaba, y le hizo un guiño al pueblo argentino. 1-2, 2-2 y llegó al quinto set, para dejar desdibujado al croata y forzar al quinto partido.

La duda era saber quién salía al Arena Zagreb a jugar el partido más importante de la historia argentina, duda que Orsanic no tenía: el elegido era Federico Delbonis. El nacido en Azul le había jugado un partido bárbaro a Cilic el viernes y había descansado el sábado. Del otro lado estaba Karlovic, el mejor sacador de todos los tiempos, que dos días atrás le había planteado una dura batalla a Delpo.

Delbonis, con un temple pocas veces visto, nunca le tembló el pulso y se mostró durante todo el match dirme en su saque. El croata no estaba cómodo, no sacó bien, y el argentino lo aprovechó. Se quedó con el primero, con el segundo, y puso a la Argentina más cerca que nunca del sueño de su vida. Muchos dicen que lo más difícil es cerrar los partidos, pero Delbo hecho por tierra dicha afirmación. Lo quebró dos veces al croata en el tercer set, y no se dejó doblegar cuando sacó. 6-3, 6-4 y 6-2 fue el resultado final, para que los cientos de argentinos en Zagreb, con Maradona a la cabeza, griten de emoción. Argentina campeón de la Copa Davis.

¿Quién lo hubiese imaginado a comienzo de año? Pero en el medio Del Potro se despertó, y no paró de llenar de emociones al pueblo argentino. Porque cuando jugadores como Delbonis o Pella tuvieron que salir a definir series, se plantaron y lo hicieron. Como dijo Orsanic, tras levantar la Ensaladera, “hoy ganó el tenis argentino”.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s