¿De qué planeta viniste, Fede?

15181344_1659588917400749_3512085555466481021_n

Foto: Copa Davis Oficial

El partido más importante en la historia del tenis argentino lo jugó Federico Delbonis. El nacido en Azul debía ganarle a Ivo Karlovic, el mejor sacador de todos los tiempos, para darle a la Argentina la primera Copa Davis de su historia. ¿Cómo controlar semejante presión? ¿Cómo no sucumbir ante los nervios y el clima que se respiraba en Zagreb? Con la mente fría, pero con el corazón caliente, Delbonis jugó un nivel de tenis altísimo y con una templanza pocas veces vista para anotar su nombre en las páginas doradas del deporte albiceleste.

Delbonis llegó a Croacia a luchar por un lugar en el primer día palmo a palmo con Guido Pella y, por propias palabras de Daniel Orsanic, se ganó abrir la serie ante Marin Cilic por lo mostrado en los entrenamientos. En los dos primeros sets ante el seis del mundo se daba la lógica, pero en los otros dos demostró que no estaba jugando por jugar y llevó al quinto set el primer punto de la final. Cilic, a quién le estaban tocando el orgullo, quebró de arranque y después cerró sin problemas el partido. Pero el azuleño, con lo mostrado en cancha, le dejó en claro al entrenador albiceleste que estaba para jugar si se llegaba al quinto partido.

PARA APLAUDIR DE PIE

15171149_1659454207414220_6818153836976438391_n

Foto: Copa Davis Oficial

A veces el primer game no es parámetro para lo que se va a ver después, pero en el partido de esta tarde sí. Karlovic comenzó agresivo, tal vez empujado por el orgullo de tener que darle la copa a su país en su tierra, pero Delbonis nunca se desesperó a pesar de estar 0-30 y con mucha solvencia se puso 1-0 con un ace incluído en el final. Esa tranquilidad para jugar la mantendría hasta el final.

La clave del partido estaba, sin dudas, en poder doblegar el saque de Karlovic. Si bien los primeros dos games que tuvo el servicio el croata los ganó, lejos estuvo de mostrar su mejor cara. Es por eso que, estando 3-2, Delbo aprovechó los errores del europeo y lo quebró por primera vez en el partido. Sin temblarle el pulso, se llevó el primer set mantiendo su saque y con un gran primer servicio.

El segundo set fue el más duro de todos por Delbonis, porque el quiebre recién llegó estando 5-4 arriba. El momento clave estuvo cuando el croata se encontraba 3-2 arriba y con un break point a favor. El argentino, lejos de caer en los nervios del momento, lo levantó haciendo correr al gigante de lado a lado y con un buen primer servicio en sus últimos dos saques. El 3-3 le dio más confianza, y en los próximos games que tuvo el saque se mostró con mucha solidez. Una pelota larga del croata le daría el set a la Argentina, poniéndole a uno de la consagración.

¿Cómo puede ser que Delbonis juegue con tanta tranquilidad el partido más importante de su carrera? ¿Cómo puede ser que se muestre como en un entrenamiento?. Muchos habrán temido que los nervios y la ansiedad iban a recaer en su persona en el tercer set o en el momento de la definición… pero no. Con un Karlovic incómodo, con ganas de que todo se termine, Delbonis lo mató en la definición: lo quebró estando 1-1 primero y, luego, con el 4-2 en el marcador. El azuleño mantuvo su saque con la misma solvencia que en todo el encuentro y terminó sellando un 6-2 final para desplomarse en el piso y largar toda la tensión, que muy bien guardada la tuvo, entre lágrima y abrazos.

“No lo puedo creer, fue el partido de mi vida”, dijo Fede después del partido, describiendo a la perfección lo que pasó en la cancha. No sorprendió que le gane a Karlovic, sino cómo lo hizo. Lo borró de la cancha, le desnudó todos sus problemas mostrándose sólido y con una tranquilidad pocas veces vista. Motivado por la remontada de Del Potro, según sus propias palabras, se dio el lujo de ganar el punto definitivo para que la Argentina, un país con una extensa y exitosa historia tenística, la primera Copa Davis de su vida.

LA PALABRA DEL HÉROE

“Es el partido de mi vida por las circunstancias. Lo encaré con un marco espectacular, motivándome con el triunfo de Juan Martín porque sin él no estaríamos acá”, le dijo a TyC Sports ni bien terminó el encuentro, para luego contar cómo vivió la previa: “El quinto set de Delpo no lo vi, me fui al vestuario a tratar de aislarme y poder concentrarme, aunque era imposible”.

Sobre la importancia de haber conseguido la primera Davis para la Argentina, comentó: “Es la historia del tenis argentino, estamos muy contentos por este grupo, sabíamos que estábamos para cosas grandes. Lo importante era jugar como lo jugamos, entregando todo desde el primer día hasta el último”.

Para el cierre, revivió en pocas palabras el instante en qué la pelota de Karlovic se iba larga y Argentina era campeona: “Todavía no lo puedo creer, cuando vi que la pelota se iba me vinieron quinientas cosas a la cabeza, esta Copa y todo lo que pasamos”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s