Lo que deja Río 2016: las semillas del futuro

Río 2016 ya es historia: la Argentina cerró su participación en los primeros Juegos Olímpicos organizados en Sudamérica con 3 medallas de oro, algo que no lograba desde Londres 1948, y una de plata, terminando entre los primeros 30 del medallero después de 46 años. Pero, ¿qué dejaron para el futuro? ¿Cuáles son los deportistas a los cuáles les sirvió como base?

De los 213 deportistas que conformaron la delegación albiceleste, 42 tienen menos de 23 años (19,78%), más que los 23 (18,2%) de Londres 2012. Esto hizo que el promedio edad general baje unas milésimas comparados a los Juegos Olímpicos celebrados en Inglaterra: de 27,6% a 27,4%.

Pero yendo a los nombres, la primera promesa argentina en participar fue Fernanda Russo, que con apenas 16 años hizo su debut olímpico en rifle de aire (10 metros) y terminó en el vigésimo puesto. La oriunda de Córdoba, que actualmente vive en La Rioja, venía de ser medalla de plata en los Juegos Olímpicos de la Juventud Nankín 2014 (Equipo Mixto Internacional junto al mexicano José Valdes), y en los Juegos Panamericanos Toronto 2015 (rifle de aire -10 metros-).

Fernanda buscará en el próximo ciclo olímpico potenciar lo hecho en el anterior y meterse de a poco en la elite de un deporte dónde las mejores tiradoras rondan los 30 años. “Si uno la sabe cuidar, tiene un potencial infernal. ¿Qué es lo más importante? Su humildad para trabajar y entrenarse y su sencillez. Todo lo toma en ese sentido, sacrifica cosas, nunca cuestiona y todo lo consulta. Ahora, el desafío es acomodar su ritmo”, declaró su entranador, Ricardo Brígido, desde Río.

tumblr_obhnczUA071rjh70yo1_1280

En esa primera semana también hizo su debut olímpico el nadador Santiago Grassi, que con apenas 19 años compitó en las clasificaciones de 100 metros mariposa. Si bien su tiempo de 52,56 segundos no lo dejó conforme (posee el récord argentino con 52,09), el santafesino es una de las grandes promesas de la natación argentina y llegará a Tokio 2020 con la edad y la experiencia ideal para meterse en una final olímpica.

El nadador, experto en mariposa, nada en Unión de Santa Fe y en Toronto 2015 se quedó con la medalla de plata en los 100 metros mariposa. Actualmente posee el récord argentino en esta última prueba y en los 50 metros mariposa (24,05 segundos).

image55a90f2aaf6758.87440656

En atletismo, el deporte estrella de los Juegos Olímpicos, Braian Toledo reafirmó con 22 años todo lo venía haciendo en los últimos años: se metió en su primera final olímpica y quedó en el décimo lugar. Su mejor marca en Río la consiguió en las clasificaciones y fue de 81,96 metros. “Yo soy consciente que mis juegos son los de Tokio, voy a llegar con la edad ideal”, afirmó antes y después de su participación en los Juegos.

El nacido en Marcos Paz logró la medalla de bronce en el Mundial de Menores de la IAAF, disputado en Italia, mientras que un año más tarde se quedó con el oro en los Juegos Olímpicos de la Juventud de Singapur. En la categoría absoluta supo subirse al podio en los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011 (bronce), mientras que obtuvo oro en el Iberoamericano de Atletismo del 2012, y plata en el Mundial Junior de Barcelona de ese mismo año.

Estos nos fueron sus primeros Juegos Olímpicos, ya que en Londres 2012 tuvo su debut, quedando eliminado en las clasificaciones con una marca de 76,86. En Río se dio el lujo de meterse entre los doce primeros y disfrutar de una final con los mejores tiradores de jabalina del mundo.

RIOEC8I008N6Y_768x432

Siguiendo en el atletismo, Belén Casetta hizo su estreno con apenas 21 años en los 3.000 metros con obstáculos, en dónde quedó séptima en su etapa con un tiempo de 9:51.85. La marplatense tiene el récord argentino en dicha prueba con 9:42:02, y buscará mejorarlo en el ciclo olímpico de Tokio.

Por otro lado, Federico Bruno (23 años) compitió en el maratón y, a pesar de haberse acalambrado faltando 7 kilómetros, llegó de costado a la meta con un tiempo de 2:40:05 (puesto 137). El entrerriano había dejado los 1.500 metros por el maratón para poder estar en Río, algo que consiguió este año. “Ahora quiero volver a la pista, y tratar de conseguir la marca para los próximos Juegos”, dijo tras los duros 42 kilómetros por las calles de Río de Janeiro.

Otra discplina que tuvo una aparición joven albiceleste fue el Ciclimo BMX con Gonzalo Molina, quién con 21 años logró clasificar a las semfinales, en dónde quedó sexto en su Eliminatoria a cuatro puntos de los puestos que daban el pase a la final olímpica.

LAS ESPERANZAS EN LOS DEPORTES EN CONJUNTO

Majo-Granatto-vs-Holanda

En el K4 femenino tuvo en sus filas a Brenda Rojas, que con apenas 20 años pretende seguir siendo olímpica. Junto a Alexandra Keresztesi, Sabrina Ameghino y María Garro, quedaron quintas en la final por la medalla de bronce con un tiempo de 1:41:39.

En el hockey femenino, que cortó una racha de cuatro Juegos Olímpicos obteniendo medalla, tuvo entre sus filas a una jugadora que promete y mucho: la platense Majo Granatto. Con apenas 21 años es una pieza clave del equipo y, este año, fue premiada como la Mejor Juagdora Joven en el Champions Trophy 2016.

Por otro lado, la Selección Femenino de Handball (La Garra) contó con cuatro jugadores que no superan los 23 años: Rocío Campigli, Macarena Gandulfo, Karsten Elke y Macarena Sans. Si bien no logró ninguna victoria en sus primeros Juegos Olímpicos, le realizó un partidazo a Rusia e intentará ir por más en el próximo ciclo olímpico, apoyándose en la experiencia ganada por sus jugadores.

Luego en selecciones como la de básquet el objetivo será gestar una nueva generación de jugadores, ya que la gloriosa “Generación Dorada” se despidió perdiendo ante Estados Unidos en los cuartos de final. En Los Leones la historia es distinta, ya que varios jugadores que lograron la medalla dorada llegarán a Tokio, por lo que la renovación llegará para el 2024, algo que también ocurre en las selecciones de vóley.

BUENOS AIRES 2018, UN IMPULSO PARA EL FUTURO

photo

Dentro de dos años la Ciudad Autónoma de Buenos Aires será la primera ciudad olímpica argentina, cuando albergue los Juegos de la Juventud. Más allá de que el evento sirva para mostrarle al Comité Olímpico Internacional que el país está para algo más a nivel organizativo, dicho evento debe servir para crear una nueva y nutrida camada de deportistas.

La delegación argentina, que estará conformado por más de 80 jóvenes, deberá ser mantenida y potenciada pensando en los Juegos Olímpicos de 2024 y 2028, además de que sirva como base para encarar un proyecto de formación deportiva a largo plazo en el país.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s