La Era Duncan

FILE - In this Oct. 28, 2014, file photo, San Antonio Spurs' Tim Duncan prepares for an NBA basketball game against the Dallas Mavericks,in San Antonio. Duncan announced his retirement on Monday, July 11, 2016, after 19 seasons, five championships, two MVP awards and 15 All-Star appearances. It marks the end of an era for the Spurs and the NBA. (AP Photo/Eric Gay, File) Spurs Duncan Retires Basketball

Crédito: AP

La era de LeBron, declaman algunos. La de Curry, se apresuran otros. No: esta es, esta fue, la era de Tim Duncan, el héroe sigiloso de San Antonio Spurs que ayudó a edificar una franquicia cuyo legado de juego sin egoísmo va mucho más allá de los cinco anillos cosechados en una década y media.

Duncan anunció esta mañana, a los 40 años, su retiro de la NBA, una decisión que sonaba fuerte en los pasillos del mundo del básquet, y desató una lluvia de mensajes de cariño y respeto de sus propios rivales: así era Tim. Con trabajo, con silencio y con monstruosas estadísticas, no necesitó de la lengua caliente tan de moda entre las estrellas NBA para convertirse en uno de los jugadores fundamentales de la historia del deporte.

“El máximo ala pivote en la historia”, comentó el lunes Jamal Crawford, de los Clippers de Los Angeles, en concordancia con Dirk Nowitzki, LaMarcus Aldridge y otros, una vez que iniciaron los tributos y reconocimientos a la carrera de Duncan a través de las redes sociales.
Pocos se atreverían a cuestionarlo. El modesto Duncan ganó dos premios al Jugador Más Valioso de la liga y es uno de apenas cuatro jugadores en ser nombrados al menos tres veces el Jugador Más Valioso en una final de NBA. Participó en 15 Juego de Estrellas y en 10 ocasiones fue considerado miembro del Equipo Ideal de la NBA. Sólo él y otros dos estrellas -Kareem Abdul-Jabbar y Robert Parrish- han ganado al menos 1.000 partidos en su carrera en la liga. Ocupa el quinto lugar en la lista de la NBA de todos los tiempos en bloqueos, sexto en rebotes y 14to en puntos anotados.

Proveniente de la Universidad Wake Forest, Duncan fue la primera selección general del draft en 1997 e hizo equipo con el entrenador Gregg Popovich, el base francés Tony Parker y Emanuel Ginóbili para convertir a los Spurs de una sólida franquicia que sería superpotencia: con Duncan como el elemento focal, los Spurs ganaron cinco campeonatos, avanzaron a los playoffs en sus 19 temporadas y se consolidaron como la historia de éxito más duradera de su generación.

Elemento focal: porque, como el propio Popovich reconocería, el jugador-franquicia fue quien durante 19 temporadas dio el ejemplo. “Hay buenos jugadores que no venden camisetas, a los que quizá no les quede tan bien la camiseta por dentro del pantalón como a otros, o los que no lleven unas zapatillas tan bonitas. pero son mejores jugadores sin todo eso. Un gran entrenador no quiere a los mejores jugadores. Quiere a aquellos que son mejores para entrenarse; que se dejan enseñar”, dijo el hacedor de un equipo que, con Duncan como corazón y nervio, como ejemplo y como fruto, erigió un equipo a imagen y semejanza de su ídolo: laburador, humilde y ganador.

“Siempre quiso ganar, nunca construir una marca alrededor suyo. Eso es lo que más me gustaba de él”, dijo Dirk Nowitzki, rival en numerosos cruces de playoffs en la terrible conferencia del Oeste. Duncan, de 40 años, nunca fue una de esas llamativas adquisiciones ni alguien que acaparaba las conferencias de prensa, razones por las que fue frecuentemente eclipsado ante la mirada del público por personalidades más atractivas como Kobe Bryant, de los Lakers de Los Angeles, o James. Pero deja el juego como uno de los verdaderos gigantes de la liga, el mejor en su posición y alguien que deja una imborrable huella en la franquicia: el tipo que hablaba dentro de la cancha.

 

Link a la espectacular retrospectiva multimedia de la NBA para Timmy D

 

Números bestiales

1.000 victorias en su carrera: es el tercer jugador en lograrlo, y el único con el mismo equipo

26.000 puntos, 15.000 rebotes y 3.000 bloqueos en su carrera: único junto a Kareem Abdul-Jabbar en superar esas marcas

9.000 minutos en playoffs: único en conseguirlo

701 triunfos: junto a Parker y Ginobili constituye el trío que más ganó en la historia

Primer lugar de todos los tiempos en postemporada en dobles-dobles (164) y bloqueos (568), tercero en rebotes (2.859) y el sexto en puntos (5.172)

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s