El enigma Bolt

bolt_gatlin

La leyenda de Usain Bolt, campeón en 100 y 200 en los Juegos de 2008 y 2012 y en los mundiales de 2009 y 2013 (en 2011 salió en falso en los 100 y sólo ganó los 200), comenzó en el imponente Nido de Pájaros donde, dicen los entusiastas que confían en que la carrera madre del atletismo vuelva a ser reñida, el círculo se cerrará con una derrota del jamaiquino.

El pronóstico es a todas luces arriesgado. Bolt siempre fue un competidor de grandes eventos, por lo que a sus seguidores y campamento no le preocupan demasiado su escasa competencia en 2014 (9.98 indoor fue su mejor marca) y 2015 (sólo una salida: 9,87 en Londres) y el hecho de que Justin Gatlin venga pisando fuerte, marcando el mejor tiempo de su vida (9,74) con 33 años.

Tampoco, que como nunca antes hay un verdadero pelotón bajando los 10 segundos y marcando los 9,8 que ofrece Bolt como garantía (bajar de ese tiempo sería una sorpresa del jamaiquino), desde Tyson Gay y Asafa Powell a los nombres nuevos como Ashmeade, De Grasse, Vicaut o Rodgers.

Para los “boltistas”, Usain siempre tiene una marcha más que el resto (y, en condiciones óptimas, tendrían razón: ¿quién puede correr hoy en 9,5 los 100 metros?) y esa marcha aparece, aún cuando los escépticos sueñan con dudar, en las grandes competencias.

Pero los escépticos señalan que en algún momento la dinastía Bolt llegará a su fin. Jaqueado por las lesiones y la desmotivación, algunos hasta sugieren que el jamaiquino estira su carrera para cumplir con los compromisos asumidos con los sponsors de cara a Río 2016. Pero más allá de las versiones de tabloides, una operación en 2014, problemas en la espalda y cuestiones técnicas irresueltas (¡esa partida!) se ofrecen como razones de lo evidente: desde 2012 la curva de sus tiempos ha sido inexorablemente ascendente.

“A Tyson Gay le perdí el respeto cuando su positivo porque para mí había sido el único rival, el que me obligaba a ser mejor cada día. Pero a Gatlin no le perdí el respeto por su dopaje, porque nunca le había respetado. Entre otras cosas, porque nunca fue mi rival”, declaró Bolt, con su habitual desparpajo, a L’Equipe, en la previa de la clasificación de 100m, sobre sus dos grandes oponentes.

Pero Gatlin, campeón olímpico y mundial suspendido por doping en los albores de la era Bolt, es una amenaza real: ha corrido este año cuatro veces debajo de 9,8 y cuatro veces bajo 20 segundos en los 200 (ninguna para Bolt en 2015). El jamaiquino sostiene su confianza inquebrantable en el hecho de que siempre aparece en las grandes citas. Pero, ¿hasta cuando puede tirar de esa cuerda?

El 200 es también producto de preocupación. Para Bolt debería ser la prueba más accesible: tiene menos competidores y, aún lejos de su mejor forma, su biotipo largo lo convierte en un corredor que explota a medida que la carrera transcurre. Si Gatlin sale fuerte y busca mantener la velocidad máxima durante mayor tiempo posible, Bolt la desarrolla hacia los 50 metros.

Y sin embargo, en los 200 dio este año una señal amarilla: se regaló “la peor carrera de mi vida”, marcando 20.29 en Nueva York, tras parar los relojes en 20.13 en Ostrava. Incluso su entrenador, Glen Mills, dijo que tenía serias preocupaciones respecto a su evolución.

Condimentos para una velada épica que, además, tendrá epílogo doble: a los 100 le seguirán los 200 y el 4×100, donde Jamaica podría perder el trono (ha ganado todos los relevos olímpicos y mundiales desde 2008) si su estrella no responde.

¿Qué círculo cerrará Bolt, uno que lo vea surgir en 2008 para caer en 2015, o uno que lo vea surgir y confirmar su dominio, contra todos los pronósticos, en el Nido de Pájaros? En el universo del atletismo muchos se entusiasman con una derrota: en días de doping y pocas estrellas, imaginar un rey derrotado buscando venganza en Río sería una historia para copar los titulares. Pero, por supuesto, las dudas del mundo siempre alimentaron el hambre de Usain.

Una respuesta a “El enigma Bolt

  1. Pingback: Contra el escepticismo | desayuno de campeones·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s