Clásicos son clásicos

Será uno de los platos principales de una jornada cargada de eventos con chance de medalla para Argentina: desde las 14:30, el vóley masculino enfrenta a Brasil por la última fecha de la fase de grupos, buscando el primer puesto del grupo y reeditando un clásico picante que tiene antecedentes en Juegos Olímpicos.

“Nos jugamos el primer puesto contra Brasil, que es un clásico. Por eso con Colombia jugamos con otros jugadores, los que venían jugando menos, para llegar todos bien al tercer partido”, explicó el entrenador del seleccionado, el platense Julio Velasco, sobre la rotación aplicada en el encuentro del domingo en la victoria 3-0 ante los cafeteros.

El seleccionador analizó que, de todos modos, a pesar de la tensión con que se espera el clásico “lo decisivo en este torneo viene después, en los cruces. Ahora salir primero o segundo la única ventaja que tiene es descansar un turno, pero es relativo: por un lado se descansa y por el otro se pierde ritmo de juego. De todos modos queremos ganarle a Brasil y salir primeros en el grupo”.

Argentina, como ocurrió en la temporada pasada, elevó su nivel sobre el final de la World League: esta vez le alcanzó para pasar al Final Four en el Grupo 2, aunque cayó en semis ante Francia. Esa caída, sin embargo, lo habilitó para venir con su plantel principal a Toronto, a diferencia de Brasil, que compitió hasta el jueves pasado en el Grupo 1 de la Liga Mundial (la elite) y por eso enfrentará a Argentina con una selección B.

Así, los de Velasco llegan con ritmo pero, a la vez, cansados de tanto andar. “El equipo está muy motivado y concentrado, adentro y afuera de la cancha, que es importante para recuperar”, contó el entrenador, quien habló sobre la estancia en la Villa Olímpica como un arma de doble filo: por un lado, como motivación, al unir al equipo con una sensación de misión mayor; por el otro, como una potencial distracción.

“La Villa Olímpica es muy diferente a lo que están acostumbrados los jugadores de vóley, a estar en un hotel, en una habitación de a dos, todo tranquilo. Acá es otra cosa, son muchos por habitación, no hay un lugar para relajarse. Pero el equipo está muy ordenado, cumple los horarios, descansa: y eso nos ha hecho recuperarnos físicamente”, dijo el platense, campeón mundial con Italia, de sus dirigidos.

Argentina pasó la primera prueba del torneo al vencer a Cuba en la apertura, y ahora tendrá su segundo examen, camino a la medalla panamericana que anhela el equipo, que intenta mejorar en Toronto el bronce de Guadalajara 2011.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s