La primera medalla

PARA Diario EL DIA

fotorow (ariel suarez)

La primera medalla para Argentina fue para el canotaje: una de las disciplinas más ganadoras de la historia panamericana, con más de 25 medallas, consiguió el primer bronce argentino en el K4 500, de la mano de Sabrina Ameghino, Alexandra Keresztesi, María Magdalena Garro y Brenda Rojas.

“Es la primera medalla panamericana en K4 femenino en la historia de nuestro país, por lo cual estoy muy contenta de seguir haciendo historia para la Argentina”, aseguró Ameghino. Y avisó: “Creo que estos son mis últimos Juegos. Así que dejaré de competir con un buen recuerdo”.

La atleta ensenadense ya es dueña de dos medallas panamericanas gracias al trabajo realizado en Guadalajara 2011, tras lo cual vendría el gran golpe de su carrera: por cuestiones administrativas y políticas de plazas, quedó fuera de los Juegos Olímpicos de Londres 2012 a pesar de haber clasificado. Esta medalla, entonces, fue una especie de revancha para la ensenadense.

Y la ilusión de cerrar una carrera de éxitos con una buena cosecha sigue firme, debido a que Ameghino participará del K2 500 (junto a Keresztesi, el martes a las 10.05, hora de nuestro país) y del K1 200 (mañana desde las 11.50), las dos carreras que le dieron plata y bronce en los pasados Panamericanos.

EL BRONCE. Argentina consiguió el bronce ayer por la mañana, tras quedar detrás de Canadá (oro) y Cuba (plata), a apenas 1,226s del oro, en un final muy cerrado que tuvo menos de medio segundo entre los kayaks segundo y cuarto (el cuarteto nacional consiguió postergar a México al cuarto puesto para entrar en el podio).

“Nos sentimos realmente bien durante la carrera. Hemos estado entrenando bien, pero siempre cometíamos uno o dos errores. En la carrera todo salió perfecto. Eso es lo que queríamos, pero a veces los miedos y las dudas interfieren. Con un tramo final muy reñido, salimos del bote sabiendo que habíamos hecho la mejor carrera posible. Esperamos los resultados oficiales y ahí nos dimos cuenta de que habíamos terminado terceras”, contó Magdalena Garro.

En el polo opuesto de la “veterana” Ameghino estaba Brenda Rojas, que debutaba y a la que Keresztesi consideró el “chanchito de la suerte” del equipo: “Antes de la largada estaba muy nerviosa, entonces traté de pensar en focalizarme y me concentré para mantener el ritmo con mis compañeras. Después de los primeros 200 metros, me aparecieron muchas imágenes, y aquí estoy recibiendo una medalla, después de mi debut con solo 19 años”, dijo, incrédula, la joven.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s