La invención del básquetbol

2014-06-16 09.46.11

Cuando el profesor de educación física James Naismith inventó el deporte su intención era desarrollar una actividad en periodo invernal, bajo techo. Analizó las prácticas deportivas de la época: cuya característica principal era el contacto físico, la rudeza o la fuerza. Por lo cual, pensó en algo más dinámico, algo demandase más agilidad y menos fibra.

El profe buscaba un deporte inclusivo físicamente, en el que todos pudieran participar: luengos, minúsculos, rechonchos y enflaquecidos. Cada biotipo cumpliría una función específica dentro del equipo. Entonces, el baloncesto debía jugarse de una forma concreta: que los jugadores primero debían pensar en el equipo, antes que la satisfacción personal. Que pasándose la pelota entre todos sería más vistoso, más erótico.

San Antonio Spurs es la representación autentica de lo que pensaba Naismith, que debe estar rezando desde su tumba para que la dinastía tejana no se acabe. Lógicamente el juego que pensó evolucionó en su histórico recorrido, habiendo equipos con distintas formas de jugar y entender el juego, todas respetable, si son reglamentariamente posibles. En la final, el equipo de Gregg Popovich, enfrentó a Miami Heat, del fibroso LeBron James que había conseguido los dos últimos anillos de NBA.

Dos formas de interpretar el juego. Por un lado, la táctica de aislar al tirador para que desarrolle el uno contra uno. Por el otro, el diseño del pick and roll para mover la defensa y circular la bola en busca del mejor tirador. Finalmente, en el juego colectivo derribó la resistencia individual. “Soy el resultado del movimiento de la pelota del equipo”, declaró Danny Green. Popovich no transita el camino del cortoplacismo, al contrario, construyó esta forma desde la derrota, justamente en la final del campeonato pasado frente al Heat. La frase está hecha: el deporte da revancha, sin embargó, hay que estar preparado para cuando llegue. Este equipo demostró que lo estaba a base de trabajo, disciplina y pasión. “Así es como debe jugar un equipo”, dijo LeBron.

Un triunfo aleccionador. Porque cuando pareciera que sólo importa la victoria, de cualquiera manera; apareció un equipo que encantó a los amantes del basquetbol con una defensa solidaria, con un juego perimetral eficaz y exacto, con un movimiento de pelota preciso, con un equipo racional más que muscular. Entonces, se transformó en una franquicia modela: jugadores estrellas con experiencias que son modelo para que la forma continúe su trayectoria. Con nueve jugadores no estadounidenses: un australiano, un italiano, un brasileño, un argentino, un inglés y dos franceses; parece un chiste, pero no lo es. Es un modelo multicultural.

san-antonio-campeon-de-la-nba-1899262w620

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s