La Reina de los Juegos

Santiago 2014

Gran parte de la responsabilidad de que Argentina haya terminado tercera en el medallero de natación y cuarta en la general, arañando en ambos casos a Venezuela, tiene nombre y apellido: Andreína Pinto, la nadadora caribeña, se llevó de los Juegos Sudamericanos 7 preseas, 5 doradas, para convertirse en la atleta más ganadora del torneo.

El torneo de la Pinto fue verdaderamente sensacional: en las cinco pruebas individuales que nadó (200, 400 y 800 libre, 200 mariposa y 400 combinado) ganó practicamente sin oposición, y además empujó a una selección de Venezuela que no contó con todas sus estrellas a una doble plata en los relevos libres. En su último día de competencia (tachó los 1500 y no participó en la jornada de cierre de la natación) nadó en menos de una hora las finales de 200 libre, 200 mariposa (donde postergó por segunda vez a Virginia Bardach) y el relevo 4×100 libre y se colgó tres medallas más para su colección. En total fueron 7 pruebas (y 7 medallas) en apenas 3 días.

En la zona mixta se la veía más feliz que adolorida: lejos de responder de compromiso las múltiples preguntas para luego acostarse en la cama de su hotel, atendió con una sonrisa genuina a la prensa que a esa altura de los Juegos ya era admiradora de la venezolana.

“Estoy muy cansada”, reconoció. “Fue el día más fuerte, con las pruebas muy pegadas. Pero estoy muy satisfecha, cumplí mi meta. Sinceramente, no esperaba las 5 de oro”. Si bien se la veía entera, la Pinto había tenido una previa complicada por el cansancio y, frente a un calendario de pruebas tan complicado, admitió dudas. “Físicamente estoy tan feliz que no siento el cansancio, pero en los días previos sí me sentí bastante agotada, y un poco preocupada, pensé que hoy no iba a poder nadar los tres eventos. Pero al ganar los 200 libre me demostré a mi misma que el cansancio puede ser solo mental”.

“No he podido dormir muy bien”, continuó. “Me he sentido tan agotada cuando me acuesto, tan contracturados tengo los músculos que no he podido descansar bien. Hoy me preguntaron si quería venir más tarde a la piscina para descansar, pero dije que no porque venía todo el grupo”.

Cansada y todo, Andreína fue demasiado para sus rivales, que tragaron las olas de la sirena caribeña. En el último día, la agotada venezolana apeló no tanto a sus reservas físicas sino a su fortaleza anímica tras superarse en la prueba de 200 libres: “Estaba tan contenta por los 200 libres, donde por primera vez logré bajar de los dos minutos, que la verdad que el cansancio no me pasaba por la mente. Nadé los 200 mariposa y el relevo muy emocionada, nunca pensé en el cansancio. A pesar de no haberme sentido del todo bien y descansada conseguí mis objetivos y me demostré que el cansancio es mental”.

 ***************************************************

Santiago 2014

Andreína Pinto Pérez nació hace 22 años en Maracay, Venezuela, y desde entonces sueña con una medalla olímpica. Promesa de la natación latinoamericana desde muy pequeña, logró clasificar a Beijing 2008 con apenas 16 años y, además, en dos disciplinas diferentes: natación de piscina (participó en 800 libres) y aguas abiertas (fue novena en 10K).

Los especialistas señalan que la técnica de Andreína tiene una gran herencia de las aguas abiertas, particularmente una brazada más larga. “Aguas abiertas es completamente diferente, no tiene nada que ver con nadar en piscina, con carreras de marca y registro”, explica la nadadora. “Fue una buena etapa, aprendí muchísimo de ello, pero creo que ya mayor tengo que dedicarme a un solo evento si quiero dar lo mejor de mí”.

Por sus comienzos en aguas abiertas y su capacidad para brillar en numerosas pruebas, la venezolana ha cultivado un estado físico envidiable que la convirtió, durante los juegos, en una figura dominante, totémica, con aires invencibles. “Siempre me preparo para competir varias pruebas en una sola competencia, siempre me lanzo en todos los eventos que pueda, en los Grand Prix (circuito profesional norteamericano) que a veces son tres días. Eso hace que tenga resistencia”, cuenta Andreína.

La venezolana entrena en la bella Florida, donde estudia nutrición y forma parte del célebre Florida Gators, casa de Ryan Lochte, Dana Vollmer, Dara Torres y Connor Dwyer, entre otros. Allí es entrenada por Gregg Troy, una eminencia de la natación norteamericana, coach de sesenta y ocho olímpicos y entrenador de la selección norteamericana en Londres 2012. “Si algo trabajamos mucho mis entrenadores y yo, es en la concentración mental. Me estimulan para que siempre me mantenga enfocada hacia mayores metas. Nuestros talleres de trabajo han sido en los Grand Prix de Estados Unidos. Allí compite lo mejor del mundo”, cuenta la venezolana.

Sin embargo, tanto en Beijing como en Londres, donde Pinto consiguió alcanzar la final en 800 libre, la venezolana se fue decepcionada. Aún muy joven, empieza a hablar, como es cada vez más común en las estrellas precoces de la natación, de este ciclo olímpico como el último: su chance final de conseguir la presea con la que siempre ha soñado.

  ***************************************************

Andreína no se toma vacaciones. Terminó el año a fines de noviembre, tras cosechar 9 medallas (8 oros y una plata, en relevos) en los Juegos Bolivarianos, donde también fue la figura excluyente. Con la mente enfocada en Río y el trabajo y la experiencia que comienzan a rendir los frutos esperados, Andreína descansó unos días antes de volver a retomar los entrenamientos para llegar a los Juegos Sudamericanos, una prueba más exigente, de la mejor forma, y conseguir así el altísimo objetivo que se había planteado: cinco medallas individuales. Fueron todas de oro.

“Cada una de las competencias del ciclo olimpico las estoy nadando como si fuera la ultima vez que voy a nadarlas, que voy a representar a Venezuela”, comenta Andreína para explicar el deseo que la empuja. “Creo que eso me ha ayudado muchisimo, el pensar que Rio quizás sea mi ultimo ciclo, mi ultima oportunidad. Me ha hecho madurar, valorar cada vez que estoy en una competencia”.

“Cumplí mi meta en los Bolivarianos y en estos Juegos Sudamericanos: si Dios quiere cumpliré el resto de mis metas en el año”, que le depara este año, además, los Juegos Centroamericanos. Allí México, el local, prometió barrer con las pruebas acuáticas, y un periodista venezolano buscó picarla por ese lado. La venezolana, mujer fuerte por definición y también por experiencia, mordió el anzuelo.

“Eso está muy subjetivo. Venezuela ha mejorado sus marcas en todas las pruebas en que se ha lanzado en estos Juegos, y llevará un buen equipo: acá faltaron muchos que tenían otros compromisos pero que estarán en los Centroamericanos. México no debería contar las medallas como seguras”, respondió firme y sonriente Andreína, la coleccionista de medallas, que prometió “llegar en la mejor forma, porque es una de las últimas competencias del año”. Tras representar a Venezuela allí, la Pinto partirá hacia la lejana Dubai a participar del Mudial de pileta corta con que cerrará el año.

 ***************************************************

 La Pinto reside por motivos profesionales en Estados Unidos, pero está claro que ama y sufre por su patria bolivariana. Venezuela atravesó en las últimas semanas una profunda crisis política provocada por el vacío de poder que dejó la muerte de Hugo Chávez y ciertas intenciones destituyentes antes que constructivas por parte de la oposición. En los días previos a los Odesur, en las calles de Caracas la ola de violencia causaba muertes, heridos y algunas imágenes conmocionantes. El equipo tuvo que salir del país, en medio de una crisis absoluta que provocó el cierre de los aeropuertos, en vuelo charter que les contrató el Estado.

Andreína y el equipo se prometieron dejar atrás la coyuntura y luchar por representar a Venezuela lo mejor posible: “El deporte trae la felicidad. Nosotros estamos aquí representando a Venezuela, que atraviesa un momento duro; pero cada uno de nosotros tiene un sueño, y estamos aquí luchando por ello. Yo sé que cada uno de nosotros lo hace por Venezuela y pide por Venezuela”. 

Antonio Subirats, otra de las figuras venezolanas de la piscina (2 oros y 3 bronces), comentó que existía un pacto entre los atletas venezolanos para no hablar de política. Pinto lo reconoció: “Hicimos una especie de regla de evitar ese tipo de comentarios, estamos aquí, somos deportistas, somos amigos, vinimos a representar a un país, no a un partido político. Dejamos de lado eso y cada uno disfruta”.

“En cada una de las pruebas hemos demostrado, que la mujer venezolana tiene muchísimo talento, que Venezuela tiene muchísimo talento y que los venezolanos podemos ser potencia como cualquier otro país”, cerró.

Santiago 2014

 ***************************************************

Apenas 22 años y va por su tercer ciclo olímpico: una veterana en la piel de una niña, Andreína pasa sus días nadando y sus noches soñando aquel sueño imperecedero de la infancia. Quiere el podio olímpico.

La Pinto sabe que tiene el talento y que ha invertido el trabajo. Pero también que las medallas se escapan en milésimas de segundos y que en el pasado la inexperiencia le jugó en contra, y se perjura que este es el momento, una presión que la empuja y que también seguramente sea una carga.

“Ya serían mis terceros juegos, y de lo que pase en Río no habrá excusas. En Beijing era muy joven, en Londres nunca había competido en la final… lo que haga en Río creo que es lo que Andreína puede dar”, dice para terminar la extensa entrevista Andreína Pérez. Aquel sería su último día en competencia: creyendo difícil una victoria ante la local Kristel Kobrich en los exigentes 1500 con los músculos implorándole un descanso, decidió no participar de la prueba que seguramente hubiera engrosado su colección; o quizás, sencillamente, se dio cuenta que con tanta medalla la valija ya excedía el límite de peso permitido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s