Dobles, nada: la apuesta que siempre termina mal

Las peleas internas son señaladas culpables, pero Argentina sigue regalando el punto del sábado

Publicado en Diario El Día

Otra vez Argentina se queda sin Ensaladera. El análisis posterior ha pasado por desmenuzar la interminable interna del equipo de Davis argentino y, en algunos casos, por señalar cierta culpabilidad en Juan Martín Del Potro, quien lesionado no pudo participar de la tercera jornada y enterró así las chances de victoria argentina. Siempre el protagonista en Argentina, héroe o culpable, parece ser uno solo, y eso ha sido especialmente cierto cuando se trata de Copa Davis, que basó siempre su estrategia en una figura estelar y un equipo para acompañar. Una actitud que ha ido en desmedro de la conformación no solo de un grupo humano compañero, sino concretamente de la creación de un dobles competitivo.

El equipo de Davis argentino viene de una década brillante pero sin coronación: fueron ocho semifinales, y tres finales, alcanzadas en diez años, pero ningún trofeo. Cada año en particular ofrece distintas razones para las victorias y derrotas, pero en todas hay un elemento coincidente: la falta de un dobles competitivo. Argentina perdió el punto en sus caídas en cuartos de final (2004, 2007 y 2009), y de sus ocho semis de la década, en cinco perdió el dobles.

Si contamos, además, desde 2005, año que marca el primer retiro de Lucas Arnold, el último especialista del país, Argentina tiene apenas una victoria en dobles en instancia de semifinales, en 2006, con la dupla Nalbandian-Calleri. En instancias definitorias, ante los grandes equipos, Argentina ganó desde 2005 apenas otro encuentro de dobles más: fue en la final de 2011, donde Nalbandian y Schwank mantuvieron con vida al país hasta el domingo. Si contamos semifinales y finales post-Arnold, el record muestra un apabullante 2-7.

Durante esos siete años por el dobles pasaron Cañas, Puerta, Calleri, Acassuso, Sebastián Prieto, Leo Mayer, Horacio Zeballos, Chela, Pico Mónaco e incluso el propio Arnold, que tras su primer retiro tuvo un retorno fugaz a la Davis en 2009, con victoria, previo a su retiro definitivo el año pasado; además, claro, de David Nalbandian, el dueño del equipo y generalmente el doblista junto a algún singlista convocado por su momento particular y obligado a realizar la tarea. En estos últimos dos años fue siendo evidente que David, el encargado desde la lógica mesiánica argentina de ganar los dos encuentros de singles y además el dobles, ya no podía disputar tantos encuentros seguidos. Schwank fue entonces el elegido para el elenco estable del dobles: es un buen jugador pero de ningún modo un especialista, y a pesar de ser el doblista del equipo, suele ser sostenido por su compañero.

El sábado Schwank fue emparejado con Berlocq, singlista y además lejos de los puestos de elite en el circuito: nada pudieron hacer ante Stepanek y Berdych, una pareja top con record 10-1 en dobles de Davis (juegan juntos desde 2007 y ya despacharon, en 2009, a Argentina). El armado de apuro del dúo criollo se suma a la larga serie de menosprecios a un punto que, en las series parejas, suele dejar doble match point a quien se lo lleva.

Argentina es el eterno candidato, el equipo brillante pero con un defecto de fábrica: se trata siempre de un equipo de tenis individual, conformado según una lógica mesiánica que diseña las estrategias y también da las explicaciones en la derrota a partir de un solo jugador. Sin la iniciativa de formar un dobles estable y competitivo, aunque la estrategia implique a un singlista resignar un encuentro o jugar en tres jornadas (así hizo Berdych en el Parque Roca, ¿por qué no podrían replicarlo Mónaco o Del Potro?), Argentina volverá a conformar el año que viene un equipo sin versatilidad, sin profundidad, dependiente siempre de actuaciones estelares y, finalmente, derrotado, marcado su destino trágico desde su nacimiento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s