CONTRA EL DESTINO

Por Pedro Garay

La mesa estaba servida: Djokovic, sin desgaste, vencería a Delpo luego de la devastación anímica y física sufrida por éste en maratónico partido ante el futuro medallista dorado Roger Federer. Nole ganó 19 puntos seguidos con su saque en el arranque del match. “Contra el destino no se puede”, proferían algunos.

Contra todos los designios fue Del Potro con su fe. Como los héroes: cuando la realidad muestra su cara más ingrata, ahí es cuando aparecen los héroes. Delpo ganó el punto 20 del saque de Nole, y otros tres más para quebrar e iniciar el camino hacia el bronce. Horas después de su más grande frustración como deportista.

Pocos deportistas están más profesionalizados que el tenista, y en este torneo no hay dinero en juego. Pero Delpo, como todo héroe, es un chico de corazón. Se emocionó al enterarse que, por pasar a cuartos, había conseguido un diploma. Casi muere cuando perdió con Federer. Ayer era muerte o redención: los verdaderos campeones siempre eligen el camino difícil, y también eligen siempre la vida y el asombro.

Sus lágrimas fueron el viernes descorazonadoras: la ilusión rota, los miedos y las dudas tras esa lesión de 2010 que frenó su irremediable destino de estar entre los mejores. La ruta de vuelta estuvo repleta de obstáculos, de derrotas en momentos cumbre. Todo eso se conjugaba en la derrota que arrojó a la Torre al abismo.

Y de las penumbras y de la muerte emergió, para el asombro de todos, el héroe: Juan Martín Del Potro no se dejó vencer por la adversidad y conquistó la medalla de bronce para quebrarse como un chico otra vez.

Casi en simultáneo el seguro ganador de la dorada era apabullado por Andy Murray. Finalmente, el destino de Federer fue no ganar la presea dorada en singles en cuatro participaciones, la que más deseaba de chico y también en el cierre de su carrera. Tenía todo a favor, pero la rebeldía del escocés pudo más: el hartazgo de ser siempre el segundón, nunca la gloria, el cansancio de nunca ganar en casa, llevaron a Murray a hacerse cargo de la situación. Y dicen que contra el destino no se puede.

NOTAS RECOMENDADAS:

Contra el destino no se puede

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s